Tarta Tatin

Tarta Tatin….¿a quien no le suena este nombre? Mundialmente conocida, esta tarta francesa que, según cuenta la leyenda, ya que hay varias versiones de la misma, la hicieron por error las hermanas Tatin en el hotel familiar y que posteriormente el dueño del Restaurante Maxim’s en Paris la hizo famosa.

Es una tarta muy fácil de hacer, lo único a tener en cuenta es el tipo de manzana que vamos a usar. Lo recomendable es usar Reineta o Fuji. Las Golden también van bien, pero hay que tener cuidado al hornear porque se deshacen con más facilidad.

IMG_1499

He utilizado la receta que preparó Evelyne Ramelet en Cocina Francesa del programa de Canal Cocina, solo que le he añadido un poco más de azúcar y menos zumo de naranja.

También he usado una lámina de hojaldre comprada, de esta manera la elaboración resulta sencillísima….no hay excusas para no prepararla en un momento. Vamos con ella!!

 

Ingredientes:

4 manzanas Reineta

120 gr de azúcar

1 naranja de zumo (usaremos solo un poco de zumo)

50 gr de mantequilla

1 lámina de masa de hojaldre

1 huevo para barnizar

Elaboración:

En primer lugar pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las pepitas y las cortamos en cuartos.

En una sartén derretimos la mantequilla con cuidado que no se queme y entonces añadimos el azúcar hasta que caramelice. Bajaremos un poco el fuego una vez coja color…no queremos que se queme.

Cortamos la naranja por la mitad, y en cuanto el caramelo tenga un color dorado le echamos el zumo de naranja. En ese momento el caramelo se cristalizará y con una espátula hay que remover y remover hasta que se deshagan todos los grumos….tardaremos un rato, aviso!!

Lo dejamos reducir a fuego lento.

A continuación echamos el caramelo en el molde de tartas y disponemos los cuartos de manzana con la parte redonda hacia abajo, intentando que quede lo más apretado posible.

Después cubrimos el molde con la masa de hojaldre, recortamos el hojaldre sobrante y doblamos los bordes hacia dentro.

Pinchamos el hojaldre, para que no suba demasiado, con un tenedor y lo pintamos con un poco de huevo para que quede doradito….aunque no se vea, está más bueno.

Precalentamos el horno a 170-180 grados. Horneamos durante 40-45 minutos hasta que el hojaldre esté bien hecho y dorado.

Sacamos del horno y dejamos enfriar unos 10 minutos.

Desmoldamos la tarta sobre el plato  y a servir!!

 

Consejos:

Cuidado al añadir el zumo de naranja en la sartén porque salta y puede quemar. En la receta original el caramelo se hace en el mismo molde de la tarta, pero como sólo tenía una vieja de aluminio un poco abombada no salía bien.

Vigilar la temperatura del horno, os recomiendo que utilicéis uno de los puestos inferiores para que el hojaldre no se queme.

Podemos acompañar esta tarta con un poco de nata montada, helado de vainilla o crema inglesa….está buenísima!!

 

 

Anuncios

Aprendiendo de nuevo!!

Aprendiendo un montón de teoría y técnicas  nuevas con el curso que estoy haciendo en La Tallereria, y esta es la razón por la que estoy un poco perdida últimamente….pero en breve vuelvo muy feliz, contenta y emocionada con este curso que nos está impartiendo Luis Olmedo Calleja, un gran maestro que hace que lo complicado sea fácil.

Os dejo un ejemplo de las elaboraciones que he realizado hasta hoy…y quedan unas cuantas más!!

thumb_img_0913_1024

Esta es una tarta Succès con Muselina de vainilla y peras caramelizadas…buenísima.

thumb_img_0916_1024

Y esta son unas mini tartas de fresa con bavaroise, núcleo gelificado  y glaseado de fresa.

thumb_img_2605_1024

y el corte!!

thumb_img_0886_1024

 

Saludos a todos!!!

Vínarterta ( Postre Islandés)

Este es un postre hecho para el reto “Reposteras por Europa” y este mes ha tocado Islandia….nada más y nada menos. Después de andar huroneando por internet como una loca ….me decidí a hacer este postre.

Realmente no es un postré típico de allí, sino que es más bien una versión de un shortbread que han hecho suyo y ya lo tienen adoptado.

De hecho el nombre es: Vínartertashortbread and prune jam layer cake…traduciendo, se trata de una galleta de mantequilla típica escocesa, que se caracteriza por no llevar levadura, 1 parte de azúcar blanco, 2 de mantequilla y 3 de harina de avena. Sólo que los islandeses han decidido hacer su propia versión añadiendo levadura y  cardamomo con canela. La presentan en capas rellenando con una mermelada de ciruela especiada y por encima un glaseado de café. La verdad, no tenía ninguna confianza en esta tarta….y me sorprendió, está buenísima!!!

Es una versión que utilizan para la tarta del día de Navidad.

thumb_img_2481_1024

 

Ingredientes:

415 gr de ciruelas verdes peladas y sin semilla

350 gr azúcar (150 gr para la mermelada y 200 para la masa)

440 gr harina …y un poco más

2 huevos

1 cucharada de canela en polvo

1/2 cucharadita de clavo molido

1 cucharadita de levadura en polvo o polvo de hornear

1 cucharada de cardamomo molido

una pizca de sal

200 gr leche

190 gr agua

225 gr mantequilla a temperatura ambiente

242 gr de azúcar glass o en polvo

125 gr de café líquido.

 

Elaboración:

Lo primero que vamos a preparar es la mermelada de ciruelas. Para ello ponemos en un cazo las ciruelas, los 150 gr de azúcar, el agua,  la canela y el clavo. Lo llevamos a hervir y lo dejamos hirviendo unos 20 minutos, hasta que veamos que las ciruelas se han cocido y deshecho y se ha formado una especie de jarabe. Dejarlo enfriar y luego pasarlo por la batidora para hacer un puré. Si os gusta con tropezones, no hagais este paso.

En un bol grande mezclamos la harina, levadura, sal y cardamomo.

En el bol de la batidora batimos un poco la mantequilla, añadimos el azúcar y lo batimos hasta que esté cremoso.

Agregamos los huevos uno a uno, integrando bien el huevo antes de añadir el siguiente.

Con la batidora al mínimo añadir los ingredientes secos en 3 partes, intercalando con la leche….es decir, ponemos una 1/3 parte de la mezcla de harina, batimos, añadimos la mitad de la leche, batimos, vuelta a la harina, batimos, la leche terminándola esta vez, y por último el resto de la harina. Queda una masa bastante blandita, así que la tendréis que envolver en papel film y dejarla enfriar en la nevera por lo menos 1hora.

Sacar la masa de la nevera y extender con el rodillo. Os recomiendo que lo hagas sin quitar el papel film, una vez hayas conseguido un rectángulo uniforme y finito. Lo enfriaís otra vez 15 minutos.

Precalentar el horno a 180º.

Sacais la masa de la nevera y lo cortais en 6 cuadrados iguales….o lo más parejo posible.

Hornear hasta que estén dorados…serán unos 20-25 minutos.

Sacar a una rejilla y dejar enfriar.

Mientras haremos el glaseado, para ello mezclaremos el azúcar glass y el café en un bol hasta que esté completamente integrado. Si os gusta más espeso añadir más azúcar glass, y si por el contrario lo preferís líquido, pues agregar más café.

Emplatado:

Una vez fria la masa, se coloca por capas. Primero una base de galleta, luego mermelada y otra vez galleta. Yo sólo hice 3 capas porque me quedaron bastante gruesas y si no iba a ser un mazacote, pero me salieron 6 cuadrados.

Por último añadir el glaseado de café por encima y dejar enfriar para que se solidifique este último.

La receta original viene cortado en redondo, pero me pareció más fácil hacerlo en cuadrado para así poder recortar los trozos y que fueran parejos.

Espero que os guste, está buenísima, sorprende la mezcla de sabores, os la recomiendo!!thumb_img_2482_1024

Reposteras por Europa