Ucrania…Buñuelos de queso Trvorog

Este mes ha tocado Ucrania en el reto Reposteras por Europa que dirige Isabel del blog Gotas de Azúcar y Vainilla”. Este reto es maravilloso ya que te permite descubrir y conocer repostería de otros países que seguramente ni me hubiera planteado mirar que tienen…….con todos mis respetos hacia ellos, no por nada, sino porque sencillamente no me lo había planteado.

19442031_1262280833881008_7135518440297605127_o

He preparado unas Buñuelos de queso….de queso quark (trvorog) o requesón para entendernos. Se pueden tomar tal cual, o acompañados de mermelada, crema agria o leche condensada.

Hay 2 versiones de la receta: la primera es la receta original y la segunda la que hice yo…..que como no tenía queso quark, pues le puse otro….y este fue el resultado: estaba buenísimo, aunque la masa quedó más líquida.

IMG_3483

Ingredientes  Receta Original:

350 gr de queso Quark (trvorog)

8 cucharadas de harina

5 cucharadas de azúcar

3 huevos

1/2 cucharadita de bicarbonato

1/2 cucharadita de vinagre

700ml de aceite para freír

2 cucharadas de azúcar glas para decorar

IMG_3486

Elaboración Original:

Lo primero que vamos a hacer es batir el queso con el huevo. Una vez esté integrada vamos añadiendo la harina a cucharadas y las vamos mezclando bien.

Entonces añadimos el azúcar y mezclamos hasta que la masa quede elástica y viscosa.

En un vaso ponemos el bicarbonato y añadimos el vinagre, removemos y en cuanto empiece a espumar lo añadimos a la masa y mezclamos bien.

A continuación le damos a la masa forma de tubo, y luego cortamos porciones. Le damos forma redonda con las manos (mejor mojadas para que no se pegue).

Vamos calentando el aceite y vamos friendo los buñuelos, unos 4 minutos por cada lado con cuidado de no quemarlos.

Realidad!!!

En realidad lo que pasó fue lo siguiente:

Como no tenía queso Quark, le puse queso en crema tipo Philadelphia, una tarrina entera y mitad de otra (unos 350 gr)….así que la masa quedaba demasiado líquida y le tuve que añadir bastante más harina, el doble y un poco más de lo que pone en la receta.

La elaboración fue igual, en el mismo orden, lo único que al freírlos, metí la masa en una manga pastelera y los fui haciendo como si fueran mini bolitas de churros. Los espolvoreé con  azúcar las para decorar.

Os lo recomiendo, en casa volaron!!

IMG_3484

img_4229

Kringle de Estonia

Kringle….este es el postre que he preparado este mes para el reto Reposteras por Europa que dirige Isabel del blog “ Gotas de azúcar y vainilla“.

IMG_3461

Es un roscón típico navideño de Estonia y los países escandinavos, con una masa abriochada que se rellena y se corta por la mitad para darle forma de trenza o anudada, por este motivo  se le considera la versión escandinava de los Pretzle.

Esta masa no es muy dulce, por lo que admite diferentes tipos de relleno. La más tradicional es un relleno de canela, nueces y pasas, pero también se puede rellenar de mermelada de fresa, frambuesa, nutella, almendras  o lo que nos apetezca. Otra de las opciones es hacerla con rellenos salados, aunque éstos no son tan comunes.

18055789_1201027986672960_8078241170207779597_o

La receta la hice dos veces, la primera con relleno de nueces y canela…. no me dio tiempo a hacer las fotos!…  la segunda con canela y almendras troceadas……se me habían acabado las nueces!! Pero está buenísima de cualquiera de las dos formas.

Vamos con la receta:

Ingredientes:

Para la masa:

300 gr de harina de fuerza

15 gr de levadura fresca de panadería

1/2 cucharadita de sal

30 gr de azúcar

120 gr de leche templada

1 yema de huevo

30 gr de mantequilla a temperatura ambiente cortada en trocitos

Para el relleno de canela y almendra:

50 gr de mantequilla empomada

60 gr de azúcar

2 cucharadas de canela en polvo

80 gr de almendras troceadas

Para el glaseado:

1 clara de huevo

1 cucharada de zumo de limón

50gr de azúcar glas

IMG_3456

Elaboración:

En el bol de la batidora con la pala mezclar la harina tamizada, con el azúcar y la sal.

A continuación añadir la leche templada, levadura desmenuzada y la yema de huevo. Mezclar hasta que queden unas migas duras.

Con el motor en marcha iremos añadiendo la mantequilla cortada hasta que la masa la haya absorbido completamente y tengamos una masa dura.

Cambiaremos la pala de la batidora por el gancho de amasar.

Amasaremos durante unos 12 minutos hasta que veamos que la masa se desprende de las paredes y queda elástica , lisa y suave.

Daremos forma de bola a la masa.

Engrasaremos ligeramente con aceite un bol y colocaremos la masa. Tapamos con papel film y la dejamos hasta que haya doblado su volumen. Depende de la temperatura de vuestra cocina, pero entre 1 y 1’30 h.

Mientras prepararemos el relleno:

Mezclar en un bol, la mantequilla empomada con la canela y el azúcar. Quedará una pasta blandita. Tened en cuenta de hacerlo casi al final para que la mantequilla no se endurezca y no complique el extender este relleno.

Encendemos el horno a 180º, es solo para tostar las almendras, así que con unos pocos minutos será suficiente. No hace falta que llegue a la temperatura total.

Pondremos las almendras troceadas encima de un papel de horno y las meteremos para que se tuesten un poco… Tened cuidado que no se os quemen, con un 2-3 minutos es suficiente. Las retiramos del horno y las reservamos. Apagamos el horno.

Una vez haya leudado la masa con la ayuda de un rodillo la extendemos y formamos un rectángulo, de unos 40×50 cm aproximadamente. La masa debe quedar bastante fina, de lo contrario al trenzarla quedaría demasiado grueso y  no se formaría bien la corona.

Con la masa en forma de rectángulo, extendemos el relleno por toda la superficie dejando los laterales sin rellenar. Procurad que el relleno esté extendido de manera uniforme.

A continuación espolvoreamos las almendra troceadas por encima de todo el relleno.

Enrollamos la lámina por el lado largo, de manera que nos quede un rulo largo.

Con un cuchillo bien afilado cortamos el rulo por la mitad, dejando una parte superior sin cortar y lo trenzamos. Esta parte es la que nos ayudará a unir la trenza en forma de corona.

IMG_3453.jpg

Cubrimos la corona con un trapo y la dejamos leudar durante una hora aproximadamente.

Calentamos el horno a 190º arriba y abajo. Metemos la corona a media altura durante unos 20-25 minutos aproximadamente.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Mientras preparamos el glaseado:

Mezclar la clara de huevo ligeramente batida con el limón y el azúcar glas tamizado hasta conseguir la textura deseada.

Cuando está completamente frio cubrimos la corona con el glaseado al gusto de cada uno.

Espero que os guste!!!

Kringle corte

Consejos:

Las almendras también podeis tostarlas con una sartén si no queráis encender el horno dos veces.

img_4229

Tulumba

 

17388874_1171529982956094_343091851802726717_o

 

Hola a todos!!

Tulumba es un postre típico de Albania así como de Turquia y Grecia, recuerdan mucho a los churros madrileños solo que en versión mini y con un baño de jarabe. Este es el postre que he presentado este mes para el reto Reposteras por Europa que dirige Isabel del blog Gotas de Azúcar y Vainilla.

IMG_3437

La verdad son muy fáciles de hacer, ya que al igual que los churros, se hace una especie de pasta choux que se mete en una manga pastelera para luego freírlos y bañarlos en almíbar al final. Es muy dulce, pero está muy bueno.

Con estas cantidades me han salido unos 50 tulumbas….no son muy grandes, 2 cm. máximo de longitud, para comer de un solo bocado.

Ingredientes:

Para el almíbar:

1 vaso y medio de azúcar

1 vaso de agua

1 cucharada de zumo de limón (o un poco más si os apetece con más sabor).

Para la pasta:

200gr de harina de repostería

3 huevos

250gr de agua

125gr de leche

35gr de mantequilla derretida

1 cucharada de azúcar

1 cucharada de extracto de vainilla

1 pellizco de sal

1/2 cucharada de vinagre de vino blanco

Aceite de girasol o de oliva suave para freír ( cantidad suficiente para que por lo menos hayan 3 cm de profundidad en la sartén para que no se peguen a la base)

Manga pastelera y boquilla de estrella

IMG_3444

Elaboración:

Lo primero que vamos a hacer es el almíbar:

Para ello incorporamos el agua, azúcar y zumo de limón en un cazo, removemos para que se empape bien el azúcar y no cristalice, y lo dejamos que se vaya haciendo a fuego lento. Una vez el azúcar se haya derretido, subimos el fuego a medio y lo dejamos que se vaya reduciendo unos 10 minutos, o por lo menos que el almíbar haya espesado lo suficiente para que al levantar la cuchara se forme un hilo un poco denso).

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Vamos ahora con la pasta:

Lo primero que haremos será tamizar la harina en un plato o cuenco y tenerla preparada.

En una cazuela o cazo ponemos la mantequilla y la derretimos, con cuidado que no se queme. Una vez líquida añadimos el agua, leche, la cucharada de azúcar y la pizca de sal. Removemos y dejamos que se integre todo a fuego medio, entonces subimos el fuego a alto para que entre en ebullición, siempre sin dejar de remover.

Os recomiendo que utilizáis una cuchara de madera.

Tan pronto como comience a hervir lo retiramos inmediatamente del fuego y añadimos de golpe toda la harina.

Remover bien hasta que se incorpore toda la harina y se quede hecho una bola. Con un minuto suele ser suficiente. A continuación llevamos el cazo otra vez al fuego, esta vez bajo y vamos removiendo la masa con cuidado que no se queme y de esta manera se evapore la humedad sobrante.

Retiramos el cazo del fuego e incorporamos los huevos, la vainilla y el vinagre. Removemos bien hasta que esté todo bien ligado y la masa haya absorbido todos estos líquidos.

A continuación la parte más fácil….

Metemos la masa en la manga pastelera con la boquilla de estrella, calentamos el aceite y cuando esté caliente vamos haciendo los tulumba. Os recomiendo que utilizáis unas tijeras de cocina par ir cortando la masa.

Tened cuidado de no quemarlos, se hacen en seguida. Tienen que estar dorados. Una vez hechos, se dejan sobre un papel absorbente de cocina para recoger el aceite sobrante. Después se pasan a otro plato y se empapan en el almíbar….tened cuidado que son un vicio!!!!

 

Consejos:

He utilizado una boquilla 1M de wilton.

Tened cuidado con la temperatura del aceite al freír, lo mejor es calentarlo y luego bajarlo a fuego medio.

Si quereis duplicar las cantidades podéis hacerlo, excepto el azúcar y vainilla, que serían la misma cantidad y los huevos, que en vez de 3 serían 4, . El resto todo por duplicado.

 

 

img_4229

 

Biskuttini Tal-Lewz

Galletas de almendras de Malta…esta es la traducción del nombre de los Biskuttini. Son unas pastas de almendra perfectas para tomar a media tarde con un té o café. Esta es la receta que presento para el reto Reposteras por Europa que dirige Isabel del blog “Gotas de Azúcar y Vainilla” y este mes ha tocado Malta, país con una gran influencia árabe en su gastronomía y se aprecia especialmente en la repostería al utilizar mucha almendra, miel y pistachos.

Es una receta sorprendentemente fácil de hacer y dado que sigo sin cocina y esta obra de casa va para laaaargo……no me queda más remedio que estar un tiempo haciendo cosas muy simples y fáciles de hornear !!! Son 15 minutos de preparación y 15 de horneado, así que no hay excusa para no hacerlo. Vamos con ello.

Ingredientes:

125 gr de almendra molida

65 gr de azúcar

1/2 cucharadita de levadura

1 cucharadita de esencia de vainilla o almendra

2 claras de huevo

1 pizca de sal

almendras enteras naturales

50 gr de azúcar glas (para decorar, es opcional)

 IMG_3385

Elaboración:

Precalentar el horno arriba y abajo a 170º.

Poner un papel vegetal en la bandeja del horno

Mezclar con unas varillas en un bol la almendra molida, el azúcar y la sal.

Montar las claras no muy firmes, y una vez montadas añadir la esencia de vainilla o almendra según el sabor que os guste más. Yo las hice de vainilla porque no tenía de almendra y estaban muy buenas, pero en la receta original pone de almendra, así se potenciará su sabor.

Integrar con una espátula las claras a la mezcla de la almendra en 3 tandas con movimientos envolventes.

Coger 2 cucharaditas y hacer porciones redondeadas colocándolas en la bandeja del horno.

Colocar una almendra en el centro de cada bola. En este punto se pueden también espolvorear con azúcar las para decorar….yo no lo hice.

Hornear durante 15 minutos y queden ligeramente doradas.

Dejar enfriar y a disfrutar!!

 

 

 

Blynai o Sklindziai

Esta es mi receta para el reto Reposteras por Europa que organiza Isabel del blog Gotas de azúcar y vainilla. Y este mes ha tocado Lituania y ha sido sorprendente la  cantidad de reposteria que hay.

 

img_4202

Tradicionalmente estos Blynai o Sklindziai son unos pancakes o tortitas que se toman junto con los Spurgos ( especie de donuts ) el martes de carnaval. Esta receta se hace con claras de huevo montadas, lo que da una gran esponjosidad a la masa. No se hacen demasiado grandes y suelen acompañarse de miel.

Peeeero, como no tenía miel en casa las he acompañado de mermelada de fresa, ciruela verde  y arándanos…….buenísimas!!

Ingredientes:

2 huevos a temperatura ambiente

85 gr de harina o 1/2 taza

92 gr de leche entera o 1/2 taza

1/2 cucharada de nata o crema agria (sour cream)

1/2 cucharadita de vainilla

1/4 de cucharadita de sal

mantequilla para freírlas

 

Elaboración:

Ante todo aclarar que como somos dos en casa he hecho la mitad de las cantidades, sinó iban a salir muchísimas blynais y las iba a tener que tirar….así que si sois más de dos, solo tenéis que duplicar las cantidades. Me salieron unas 9 tortitas de tamaño mediano…..para que calculéis!.

Lo primero separar las claras de las yemas y batir con las varillas las claras a punto de nieve, no muy dura pero firme.

Tamizar la harina.

Después batir con varillas las yemas, a continuación agregar la harina tamizada, leche, nata agria , sal y vainilla y mezclar todo bien.

Agregar las claras con movimientos envolventes con una espátula de silicona para que no se baje.

En una sartén poner un poco de mantequilla, y cuando esté derretida poner una cucharada de la masa, dejarla hasta que se dore y después darle la vuelta para que se dore el otro lado. Retirar del fuego y reservar. Hacerlas todas de una en una.

Acompañar de miel, mermelada, chocolate líquido o lo que más os apetezca…..están buenísimas!

img_4200

Consejos:

Añadir un poco de mantequilla en la sartén de vez en cuando entre tortitas para que se doren bien.

La sartén debe estar a fuego medio para que no se quemen!!!

Para hacer nata o crema agria, basta con añadir 1/2 zumo de limón a 200ml de nata, remover bien y dejar reposar 24h tapado a temperatura ambiente. Después volver a remover, tapar y guardar en la nevera. Yo solo he esperado las primeras 24h para usarlo porque era muy poca cantidad.

A disfrutar!!!

img_4067

 

 

 

Buberts

Bienvenidos a Letonia!

Este postre, Buberts, está hecho para el reto Reposteras por Europa que organiza Isabel Rodríguez  del blog Gotas de azúcar y Vainilla, y este mes ha tocado Letonia…..o Latvia!


Al parecer este postre no es solamente típico de Letonia, pero sí que es uno de los más familiares y tradicionales. Todos aquellos que recuerdan los Buberts lo asocian con postres típicos de la infancia en casa.

Hay 2 maneras tradicionales de hacerlo, y por lo tanto hay defensores y detractores de cada una de ellos…..jajajajajaja ! Me recuerda a las migas…de pan o de harina? Pues  aquí pasa un poco lo mismo, se puede hacer con harina o con semolina…..y ya sabéis, para gustos…..sabores!

Es una receta bastante fácil de hacer, lo único a tener en cuenta es que hay tener más cuidado con la cocción final. El resultado es una especie de mousse muy suave que se corona con fruta triturada ( o mermelada), de fresas, frambuesas o frutas del bosque. En realidad se puede poner el sabor que nos apetezca, pero la acidez que tienen estas frutas va muy bien.

Ingredientes:

4 huevos a temperatura ambiente

56 gr  o 4 cucharadas de azúcar

36 gr o 4 cucharadas de harina

1 cucharadita de esencia de vainilla

500 mg de leche

1/2 cucharadita de cremor tártaro o unas gotas de limón

Fruta triturada:

500gr de frambuesa, fresa, arándanos, moras…

18gr  o 2 cucharadas de azúcar

Elaboración:

Separar las claras de las yemas.

Poner las claras en un bol, añadir el cremor tártaro o las gotas de limón y batir a punto de nieve suave, reservar.

En otro bol mezclar las yemas con el azúcar y la vainilla. Mezclar bien hasta que esté bien integrado y blanquee un poco.

Mezclamos en otro cuenco la harina con 100ml de leche, removemos para que se disuelva bien.

En un cazo mediano o grande ( no pequeño que sino no cabe) ponemos los restantes 400ml de leche a hervir. Una vez haya cogido el hervor añadimos la mezcla de leche con harina y a fuego medio-alto removemos hasta que la harina esté bien disuelta y la dejamos cocer un par de minutos mientras seguimos removiendo.

A continuación y sin dejar de remover añadimos las yemas a la mezcla con cuidado de que no cuaje. Hay que mezclar enérgicamente! Lo dejamos al fuego medio sin parar de mover un minuto o dos.

Entonces añadimos las claras con movimientos envolventes con cuidado para que no se baje la masa. Una vez todo integrado lo ponemos a fuego medio y sin remover lo dejamos cocer unos 3-4 minutos, o hasta que veáis que la espuma se queda más consistente. Es importante NO remover, sí que podemos con una espátula abrir un poco la mezcla para ver si se va cociendo.

Una vez hecho, rellenar unos vasitos a 3/4 partes y dejar enfriar. Después meter en la nevera.

Antes de servir se rellena con fruta triturada o mermelada.

Fruta: en un vaso de batidor, añadimos la fruta y azúcar y trituramos bien.

A disfrutar!

Kolaches

Esta es la receta que he hecho para el reto Reposteras Por Europa, y este mes toca la República Checa. Gracias otro mes más a Isabel del blog Gotas de Azúcar y Vainilla por continuar  con este reto tan genial. 


Casi no llego a tiempo para hacerla, ha sido un mes complicado, con una mudanza que parece que va a plazos y ya no sé dónde tengo las cosas….ni la cabeza! Me he decidido por una receta sencilla ya que no tenía ni tiempo ni medios….un poco desastre este mes, con las ganas que tenía de hacer una buena receta, pero queda pendiente!

Los Kolaches son unos panecillos redondos con gran carga de mantequilla pero sin ser un brioche, se coronan con una crema de queso, mermeladas varias, purés de fruta o semillas de amapola. Se suelen hacer en Navidad y hay tantos tipos de Kolaches como receta caseras.

 Ingredientes: 

7 gr. de levadura seca

230 ml de leche templada

120 gr mantequilla a temperatura ambiente

2 huevos L

80 gr azúcar

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de ralladura de limón

500 gr harina

Un poco de leche o huevo batido para pintar

Elaboración:

En un vaso calentamos 1/3 parte de la leche y agregamos  la levadura. Removemos hasta que se disuelva y reservamos.

En un bol grande mezclar la leche, azúcar, sal, huevos, ralladura de limón, mantequilla y 250 gr de harina. Mezclamos hasta que esté todo integrado. A continuación ir añadiendo el resto de la harina hasta incorporarla por completo. Si usamos batidora utilizar el gancho para el pan y amasar unos 5 minutos hasta que quede una superficie lisa. Si amasamos a mano hay que amasar por lo menos 15 minutos, hasta que la masa quede fina y elástica.

Meter la masa en un bol untado de aceite y dejar leudar unas 2-3 horas a temperatura ambiente hasta que haya doblado su volumen. Hay que taparla con un trapo o papel film. Si se quiere,se puede dejar toda la noche en la nevera.

A continuación hay que desgasificarlo, para ello lo chafaremos con el puño quitándole el aire, luego hay que amasarlo un poco y volver a meterlo en el bol hasta que vuelva a doblar su volumen, 1 hora aproximadamente.

Enharinar una mesa o poner la masa encima de un papel de horno. Una vez hecho esto lo desgasificaremos otra vez y lo amasamos un poco. Se divide en 2 partes iguales y se forman 2 bolas. Se deja reposar unos 10 minutos tapado con un trapo.

Lo estiramos con un rodillo con un grosor de 1cm aproximadamente y con un cortador redondo se van cortando los círculos. Se colocan encima de una bandeja de horno previamente forrada con papel. Dejamos reposar la masa….(siempre tapada para que no forme costra)…hasta que doble su volumen, tardará 1hora más o menos.

Entonces con el dedo pulgar o una cuchara hacemos unos agujeros en el centro. Los pintamos con leche o huevo y los rellenamos con mermelada de diferentes sabores. Yo he usado fresa, frutas del bosque y albaricoque.

Uno de los rellenos es de crema de queso de untar con un poco de azúcar y mantequilla. Lo hice a ojo, así que fue más o menos como 1/2  tarina de queso, 2 cucharadas de azúcar y unos 30 gr de mantequilla empomada y el resto del huevo que quedaba de pintar los kolaches.

Hornear a 170º hasta que estén dorados, unos 15 minutos.

Son típicos también los rellenos con puré o mermelada de ciruela y semillas de amapola, que se hacen con un almíbar y semillas.

Y a disfrutar!

Espero tener más tiempo el mes que viene….este reto queda pendiente!