Buberts

Bienvenidos a Letonia!

Este postre, Buberts, está hecho para el reto Reposteras por Europa que organiza Isabel Rodríguez  del blog Gotas de azúcar y Vainilla, y este mes ha tocado Letonia…..o Latvia!


Al parecer este postre no es solamente típico de Letonia, pero sí que es uno de los más familiares y tradicionales. Todos aquellos que recuerdan los Buberts lo asocian con postres típicos de la infancia en casa.

Hay 2 maneras tradicionales de hacerlo, y por lo tanto hay defensores y detractores de cada una de ellos…..jajajajajaja ! Me recuerda a las migas…de pan o de harina? Pues  aquí pasa un poco lo mismo, se puede hacer con harina o con semolina…..y ya sabéis, para gustos…..sabores!

Es una receta bastante fácil de hacer, lo único a tener en cuenta es que hay tener más cuidado con la cocción final. El resultado es una especie de mousse muy suave que se corona con fruta triturada ( o mermelada), de fresas, frambuesas o frutas del bosque. En realidad se puede poner el sabor que nos apetezca, pero la acidez que tienen estas frutas va muy bien.

Ingredientes:

4 huevos a temperatura ambiente

56 gr  o 4 cucharadas de azúcar

36 gr o 4 cucharadas de harina

1 cucharadita de esencia de vainilla

500 mg de leche

1/2 cucharadita de cremor tártaro o unas gotas de limón

Fruta triturada:

500gr de frambuesa, fresa, arándanos, moras…

18gr  o 2 cucharadas de azúcar

Elaboración:

Separar las claras de las yemas.

Poner las claras en un bol, añadir el cremor tártaro o las gotas de limón y batir a punto de nieve suave, reservar.

En otro bol mezclar las yemas con el azúcar y la vainilla. Mezclar bien hasta que esté bien integrado y blanquee un poco.

Mezclamos en otro cuenco la harina con 100ml de leche, removemos para que se disuelva bien.

En un cazo mediano o grande ( no pequeño que sino no cabe) ponemos los restantes 400ml de leche a hervir. Una vez haya cogido el hervor añadimos la mezcla de leche con harina y a fuego medio-alto removemos hasta que la harina esté bien disuelta y la dejamos cocer un par de minutos mientras seguimos removiendo.

A continuación y sin dejar de remover añadimos las yemas a la mezcla con cuidado de que no cuaje. Hay que mezclar enérgicamente! Lo dejamos al fuego medio sin parar de mover un minuto o dos.

Entonces añadimos las claras con movimientos envolventes con cuidado para que no se baje la masa. Una vez todo integrado lo ponemos a fuego medio y sin remover lo dejamos cocer unos 3-4 minutos, o hasta que veáis que la espuma se queda más consistente. Es importante NO remover, sí que podemos con una espátula abrir un poco la mezcla para ver si se va cociendo.

Una vez hecho, rellenar unos vasitos a 3/4 partes y dejar enfriar. Después meter en la nevera.

Antes de servir se rellena con fruta triturada o mermelada.

Fruta: en un vaso de batidor, añadimos la fruta y azúcar y trituramos bien.

A disfrutar!

Anuncios

Hojaldres de limón

Hojaldres de limón, un placer para el paladar, no hay mucho que decir, tienen ese punto dulce y ácido a la vez que enamora. Incluso después de una comida copiosa no te puedes resistir a ellos….hmmm!!!

hojaldres-de-limon-1

Esta es una receta muy sencilla y rápida de hacer, puesto que el hojaldre es comprado y el relleno de limón se puede dejar preparado el día anterior.

Ingredientes:

1 lámina de hojaldre rectangular

1 huevo batido para pintar el hojaldre

azúcar glass para decorar

Para el relleno de limón:

140 gr de queso de untar a  temperatura ambiente

100 gr de azúcar

120ml de zumo de limón (unos 2 limones aproximadamente)

2 huevos L a temperatura ambiente

Ralladura o zeste de  1 limón

Elaboración:

Lo primero que vamos a preparar es el relleno de limón. Para ello hay que poner en un bol la crema de queso y con una batidora eléctrica ( con las varillas) batirla hasta que esté blanda y cremosa.

Añadir el azúcar y volver a mezclar con la batidora hasta que esté bien incorporado.

Agregar los huevos y batir hasta que esté todo homogéneo, entonces añadir el zumo y ralladura de limón y mezclar bien hasta que esté uniforme.

Precalentar el horno a 220º arriba y abajo.

En una bandeja poner un papel vegetal o de horno y extender el hojaldre. Yo suelo coger un rodillo y extenderlo un poco más para agrandarlo. Podéis hacer la lámina entera o cortarla en cuadrados o rectángulos o lo que más os guste.

Una vez cortado, hay que pinchar el centro del hojaldre para que no suba en el horno y no se salga el relleno.

Poner en el centro la mezcla de la crema de queso y limón.

Pintar el borde del hojaldre con el huevo.

Hornear unos 25 minutos o hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Dejar enfriar encima de una rejilla.

Espolvorear con azúcar glass para decorar…y servir!!!

No puedes comerte solo 1….son un vicio!!

Consejos:

El hojaldre se enfria con bastante rapidez, a nosotros nos gusta templado, pero frio también está muy bueno.

Os recomiendo que lo decoréis con azúcar glass justo antes de servir.

hojaldres-de-limon-2

 

 

 

Madeleines con agua de Azahar

Estas madeleines con agua de azahar son unos bizcochitos perfectos para tomar con el café. La receta es del blog de Loleta  y salen buenísimos. Ni qué decir que ella es una auténtica maestra y yo solo una aficionadilla, aun así tengo que decir que son muy fáciles de hacer y están de vicio….no puedes comer solo una!! Lo único a tener en cuenta es que necesitas un molde especial para madeleines.

madeleines-con-agua-de-azahar

Ingredientes:

120 gr harina

1 cucharadita de levadura en polvo

pizca de sal

2 huevos a temperatura ambiente

120 gr de azúcar

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

2 cucharaditas de agua de azahar

120 gr de mantequilla a temperatura ambiente

mantequilla para engrasar el molde

azúcar glas para espolvorear el molde y las madeleines

madeleines-finales

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 200º.

Engrasar el molde de madeleines con la mantequilla. Mi molde es de 12 madeleines y son tamaño mini….así que salen un montón. Tendréis que volver a engrasar en cada tanda antes de meter en el horno, sino se os pegarán al molde.

En un bol, tamizar la harina, levadura y una pizca de sal.

En otro bol, el de la batidora por ejemplo, batir los huevos con el azúcar, agua de azahar y vainilla a velocidad media hasta que se haya integrado todo. Luego subir la velocidad a alta y batir hasta que la mezcla haya doblado su volumen, serán unos 10 minutos.

Añadir la harina y mezclar con una espátula. Después agregar la mantequilla y mezclar hasta que esté completamente integrado.

Rellenar los moldes con la ayuda de una cuchara o espátula, solo 3/4 partes del mismo. No los llenéis del todo que se sale la masa.

Hornear de 10 a 12 minutos hasta que estén ligeramente doradas por los bordes. Retirar del horno y desmoldarlas con cuidado. Ponerlas encima de una rejilla para dejar que se enfríen. Para decorarlas, las espolvorearemos con azúcar glas.

Y que aproveche!!

Consejos:

Recordad que hay que engrasar el molde en cada tanda de relleno de masa, sino se os pegarán. Para ello lo mejor es derretir la mantequilla en un cuenco y pintar con una brocha de silicona…es lo más rápido.

Al hornear tener cuidado que no se os quemen. La primera tanda se me quemaron un poco y tuve que bajar la rejilla de nivel.

Para espolvorear el azúcar glas podemos ayudarnos de un colador pequeñito o una bola de filtro de té.

 

 

Helado de Té Roiboos, chocolate blanco y canela

 

Helado de Te

El té roiboos, como lo echaba de menos, hacía tiempo que no lo tomaba. Es un té que me recuerda a otoño, a esos días fresquitos con olores y sabores dulces como la canela y la calabaza…y será que todavía hace mucho calor y me apetece un poco de frío, que me decidí a hacer un helado con sabores de otoño. La verdad es que tomé un té con estos sabores en una cafetería especializada con mi amigo David y su novia….y me encantó, como os he dicho, me sabía a otoño….y me decidí a hacer la prueba. Y no salió nada mal he de decir. Lo volveré a hacer en otoño, cuando eche de menos el calor…..soy así, que le vamos a hacer!

 

Ingredientes:

225 ml leche

200 ml nata

4 bolsitas de té roiboos

1 rama de canela

3 yemas

125 gr azúcar

100 gr chocolate blanco

 

Elaboración:

Lo primero que haremos será infusionar la leche con  la canela y el té roiboos. Para ello pondremos la leche en un cazo junto con las bolsitas de té y la rama de canela. Lo llevamos a ebullición y lo dejamos hervir a fuego medio unos 2 minutos. Lo dejamos  con las bolsitas y la canela dentro para que siga cogiendo sabor.

Derretimos el chocolate blanco al microondas. A potencia baja, primero un minuto, removemos con una espátula de silicona, y luego a intervalos de 20 o 30 segundo hasta que ya veamos que removiendo se deshace y queda todo sin grumos. Dejamos enfriar un poco.

Ponemos las yemas en un bol grande y las batimos un poco.

Sacamos las bolsitas de té de la leche y la rama de canela y por si acaso la pasamos por un colador para comprobar que no quedan restos de nada.

A continuación vertemos la leche  infusionada sobre las yemas sin parar de remover con las varillas y lo volvemos a poner a fuego medio. Seguimos removiendo sin dejar que hierva ( no debe llegar a los 80º) unos minutos para que se haga bien.

Retiramos del fuego y le añadimos el chocolate blanco. Removemos bien hasta ver que está todo integrado. Lo pasamos a un bol y lo dejamos enfriando.

Montamos la nata medio firme y la  añadimos a la masa con movimientos envolventes.

Tapamos el vol con papel film pegado a la mezcla para que no se haga costra y lo dejamos en la nevera unas 2-3 horas.

A continuación lo pasamos a la heladera y lo dejamos funcionando unos 30 minutos o hasta que veamos que ya tiene una consistencia cremosa.

thumb_img_2414_1024

Lo pasamos a un tupper y al congelador. Y a disfrutar!!

 

Consejos:

Recordad que se puede hacer también sin heladera, lo único que la nata tiene que estar montada bien firme y que al sacar la mezcla de la nevera, la pasamos directamente a un tupper y al congelador. Hay que sacarla cada 30 minutos y remover con unas varillas durante las 2 primeras horas (4 veces por lo menos).

 

thumb_img_2435_1024

 

Helado de Té verde Matcha

Hola a todos!!

Llevo un tiempo sin aparecer, pero es que Agosto ha sido intenso, muy denso….tanto de trabajo, que sí, algunos no tenemos vacaciones en agosto, como de reuniones con amigos. También ha sido productivo, la única pega es que no me ha dado tiempo a sacar fotos a todo lo que he hecho, así que tendré que repetir algunas recetas!! No importa!! jejeje!!

El otoño pasado me compré una heladera, no muy cara, que no estamos para ir gastando a todo trapo….y el caso es que no la había estrenado….y tenía muchas ganas de hacerlo. Y lo he hecho!!! Con una receta de Té verde matcha que tenía pendiente y con muchas ganas de hacer.

Después de buscar y rebuscar recetas, me decidí a hacer la del blog Bavette.es, de Ettore Cioccia,  un blog con unas recetas increíbles….os lo recomiendo. El helado tiene un sabor a té verde maravilloso, ha quedado cremoso y muy, muy bueno.

thumb_IMG_2475_1024

Ingredientes:

10 gr de té verde matcha ( en polvo)

225 ml  leche entera

200 ml nata (35% materia grasa)

125 gr azúcar (blanco)

3 yemas de huevo

Elaboración:

Vamos a dividir la elaboración en 4 partes:

1ª – Mezclamos en un bol una cucharada sopera de azúcar ( de los 125gr) y el té verde. A continuación añadimos las 2 cucharadas de leche (de los 225gr) y removemos muy bien hasta conseguir una pasta homogénea de color verde.

2º – Batimos en otro bol las yemas con el resto del azúcar y reservamos. En un cazo calentamos la leche restante y le añadimos la pasta de té que hemos hecho sin parar de remover, tiene que deshacerse la pasta mientras se calienta. Lo llevamos a ebullición y lo retiramos inmediatamente vertiendo la mezcla muy poco a poco sobre las yemas batidas sin parar de remover (para que no cuaje). Ponemos la preparación de nuevo en el cazo y al fuego medio sin dejar de remover hasta que haya alcanzado los 80º. NO debe llegar a hervir!!

3º – Retiramos del fuego y lo pasamos a un bol grande. Lo dejamos enfriar unos minutos. Mientras tanto montamos la nata en otro bol, no hace falta que esté demasiado firme. Incorporamos la nata en 2 o 3 veces a la preparación anterior, utilizando una espátula de silicona y con movimientos envolventes hasta conseguir una crema suave y homogénea. La tapamos con papel film (nunca he entendido porque al plástico se le llama papel film…) de manera que toque  toda la superficie de la crema (para que no haga costra). Reservamos en la nevera un mínimo de 2-3 horas.

4º – Ponemos la heladera en funcionamiento, en mi caso no tiene opciones de velocidad, así que me da igual, pero si las tenéis, a velocidad 1…..entonces vertemos la crema por la apertura de la tapa.  La dejamos funcionando 30-40 minutos o hasta que veamos que tiene una textura cremosa de helado.

Pasamos la crema a un tupper o recipiente y la metemos en el congelador mínimo 2 o 3 horas antes de utilizar.

Cuando la vayáis a consumir, sacarlo 5 minutos antes para que sea más fácil manipularlo.

 

Consejos:

El té verde matcha en polvo es difícil de encontrar, en internet hay páginas que lo venden.

En el caso de que no tengáis heladera,  en el paso 3 tenéis que montar la nata firme antes de mezclar. Cuando ya esté hecha, pasar la crema a un tupper y meterla en el congelador. Hay que sacarlo cada 30 min y remover con unas varillas durante las primeras 2-3 horas.  El helado necesita frío y aire para que no cristalize. Espero que os guste!!

thumb_IMG_2476_1024

 

Double chocolate brownie

Hola a todos!

Si los brownies no necesitan mucha presentación, este menos…..es un vicio de chocolate con un sabor super intenso que se deshace en  boca, combinando con el crujiente de las nueces y algúna sorpresa de chip de chocolate….impresionante!!

Es una receta de Sarah Graham que me encantó cuando la vi y tenía muchas ganas de hacerla……y no me ha defraudado.

thumb_IMG_2236_1024

Ingredientes:

250 gr mantequilla

375 gr azúcar blanco

4 huevos L

90 gr cacao en polvo amargo

1/2 cucharadita de esencia de vainilla

125 gr de harina

1/2 cucharadita de levadura en polvo

1/2 cucharadita de sal

90 gr de nueces troceadas

100 gr de chips de chocolate negro

1 o 2 cucharadas de leche….para aligerar la masa

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º

Engrasar un molde cuadrado de 18×18, y poner papel vegetal para poder sacarlo con facilidad.

En un cazo derritir a fuego medio la mantequilla, vigilar que no se queme.

Tamizar la harina, cacao, sal  y levadura en un bol (ingredientes secos).

En el bol de la batidora con el accesorio de pala, poner el azúcar y la esencia de vainilla. Cuando la mantequilla esté templada agregarla y batir hasta que esté todo integrado.

Agregar los huevos uno a uno, batiendo hasta que esté integrado antes de añadir otro.

Meclar los ingredientes secos a  la mezcla anterior.

Agregar una cucharada de leche y mezclar, si veis que se queda demasiado seco añadir otra cucharada más.

Después agregar las nueces troceadas y las pepitas de chocolate con una espátula y movimientos envolventes.

Verter la masa en el molde y aplanar con una cuchara.

Hornear  de 30 a 40 minutos o hasta que el pincho salga seco.

Debe quedar jugoso por dentro. Dejar enfriar unos 15 minutos y desmoldar para que termine de enfriar encima de una rejilla.

Cortar en trozos cuadrados y servir.

Consejos:

Queda muy bien acompañado de una bola de helado de vainilla o leche merengada.

También puede decorarse espolvoreando azúcar glass por encima, cacao en polvo o unas nueces troceadas.

thumb_IMG_2222_1024

 

 

Brownie con cerveza negra Guiness

Hola a todos!!

Tenía muchas ganas de hacer otra receta con cerveza Guiness, hice un bizcocho el verano pasado  y nos enamoró, y cuando ví esta receta publicada en el blog de Merceditas Bakery me decidí a hacerla.

thumb_IMG_2390_1024

Total, que me pongo a buscar los ingredientes y el molde…..y ahi empiezan mis desventuras en la cocina…..no os lo dije?? Me pasa a veces de todo!!

Voy a buscar el molde cuadrado que tengo para hacer brownies y no lo encontraba por ningún lado….y entonces se me ocurre preguntarle a mi queridísimo si por casualidad lo había visto…. y SI, lo había visto…y usado!!!

No tenía otra cosa mejor que hacer que cojer MI molde y usarlo para hacer unas anchoas en salazón….aqui os dejo la prueba. A cambio le he hecho jurar que me daría la receta para poder publicarla!!!!

thumb_IMG_2371_1024

 

Pero ahí no queda todo….en la receta pone que hay que usar 200gr de azúcar moreno…..y al ir a coger el bote del azúcar moreno, casi no quedaba!! así que no me ha quedado más remedio que usar 40gr de azúcar moreno y 160gr de azúcar blanco…..en fin. Y tampoco tenía coco.

Vamos con la receta!

Ingredientes:

125gr harina

125gr mantequilla

4 huevos L a temperatura ambiente

200gr azúcar moreno….ya sabeis, yo usé 40 de moreno y 160 de blanco

85gr de cacao en polvo (Valor)

250gr de chips de chocolate (para poner por encima…yo lo hice a ojo)

160gr de chocolate negro de reposteria para fundir

80gr de chocolate blanco de reposteria para fundir

50 gr de coco fresco tostado muy picado…….tampoco le puse porque no tenía.

1/2 cucharadita de sal

250 ml de cerveza Guiness a temperatura ambiente… menos mal que tenía!

Elaboración:

Engrasar un molde, en teoria debería ser cuadrado (de 23x32cm). Yo usé uno redondo desmoldable de 22cm. Forrar con papel de horno (en mi caso solo la base).

En un cazo al fuego….muy bajito para que no se queme la mezcla, derretir  la mantequilla y los dos chocolates. Ir removiendo para que se fundan bien y no se quemen. Retirar del fuego y dejar que se vaya enfriando.

En un bol tamizar la harina, cacao en polvo y sal y reservar.

En un vaso grande o bol, poner la cerveza negra y batir a mano hasta que se quede sin espuma.

En el bol de la batidora, poner los 4 huevos y el azúcar y batir hasta que blanqueen (unos 4 minutos). A continuación agregar la mezcla de chocolates fundidos y batir suavemente hasta que se integren (mejor a mano).

Agregar la mezcla de la harina y remover bien, una vez esté todo integrado añadir la cerveza poco a poco. Lo he hecho en 4 veces, removiendo bien hasta que estuviera bien integrado antes de echar un poco más.

Ahora se añadiría el coco, y se integraría a la mezcla…en fin.

Verter la mezcla en el molde y rociar por encima  los chips de chocolate procurando esparcirlos bien por toda la superficie.

Hornear durante 25 minutos o hasta que al pinchar la brocheta de madera en la masa, ésta salga con migas pegadas a ella.

Desventuras:

Aparte de todo lo que ya os he contado….el molde, el azúcar y el coco…… al usar un molde redondo más pequeño he tenido que dejarlo unos 50 minutos en el horno.

Al sacarlo y dejarlo enfriar se ha bajado un poco.

Consejos:

Ir pichando el brownie depués de pasados los 25 minutos iniciales cada 10-15 minutos. Ir reduciendo el tiempo de comprobación a medida que veais que se va haciendo y sale la brocheta cada vez más seca.

Por cierto…..está espectacular!!

IMG_0810