Kringle de Estonia

Kringle….este es el postre que he preparado este mes para el reto Reposteras por Europa que dirige Isabel del blog “ Gotas de azúcar y vainilla“.

IMG_3461

Es un roscón típico navideño de Estonia y los países escandinavos, con una masa abriochada que se rellena y se corta por la mitad para darle forma de trenza o anudada, por este motivo  se le considera la versión escandinava de los Pretzle.

Esta masa no es muy dulce, por lo que admite diferentes tipos de relleno. La más tradicional es un relleno de canela, nueces y pasas, pero también se puede rellenar de mermelada de fresa, frambuesa, nutella, almendras  o lo que nos apetezca. Otra de las opciones es hacerla con rellenos salados, aunque éstos no son tan comunes.

18055789_1201027986672960_8078241170207779597_o

La receta la hice dos veces, la primera con relleno de nueces y canela…. no me dio tiempo a hacer las fotos!…  la segunda con canela y almendras troceadas……se me habían acabado las nueces!! Pero está buenísima de cualquiera de las dos formas.

Vamos con la receta:

Ingredientes:

Para la masa:

300 gr de harina de fuerza

15 gr de levadura fresca de panadería

1/2 cucharadita de sal

30 gr de azúcar

120 gr de leche templada

1 yema de huevo

30 gr de mantequilla a temperatura ambiente cortada en trocitos

Para el relleno de canela y almendra:

50 gr de mantequilla empomada

60 gr de azúcar

2 cucharadas de canela en polvo

80 gr de almendras troceadas

Para el glaseado:

1 clara de huevo

1 cucharada de zumo de limón

50gr de azúcar glas

IMG_3456

Elaboración:

En el bol de la batidora con la pala mezclar la harina tamizada, con el azúcar y la sal.

A continuación añadir la leche templada, levadura desmenuzada y la yema de huevo. Mezclar hasta que queden unas migas duras.

Con el motor en marcha iremos añadiendo la mantequilla cortada hasta que la masa la haya absorbido completamente y tengamos una masa dura.

Cambiaremos la pala de la batidora por el gancho de amasar.

Amasaremos durante unos 12 minutos hasta que veamos que la masa se desprende de las paredes y queda elástica , lisa y suave.

Daremos forma de bola a la masa.

Engrasaremos ligeramente con aceite un bol y colocaremos la masa. Tapamos con papel film y la dejamos hasta que haya doblado su volumen. Depende de la temperatura de vuestra cocina, pero entre 1 y 1’30 h.

Mientras prepararemos el relleno:

Mezclar en un bol, la mantequilla empomada con la canela y el azúcar. Quedará una pasta blandita. Tened en cuenta de hacerlo casi al final para que la mantequilla no se endurezca y no complique el extender este relleno.

Encendemos el horno a 180º, es solo para tostar las almendras, así que con unos pocos minutos será suficiente. No hace falta que llegue a la temperatura total.

Pondremos las almendras troceadas encima de un papel de horno y las meteremos para que se tuesten un poco… Tened cuidado que no se os quemen, con un 2-3 minutos es suficiente. Las retiramos del horno y las reservamos. Apagamos el horno.

Una vez haya leudado la masa con la ayuda de un rodillo la extendemos y formamos un rectángulo, de unos 40×50 cm aproximadamente. La masa debe quedar bastante fina, de lo contrario al trenzarla quedaría demasiado grueso y  no se formaría bien la corona.

Con la masa en forma de rectángulo, extendemos el relleno por toda la superficie dejando los laterales sin rellenar. Procurad que el relleno esté extendido de manera uniforme.

A continuación espolvoreamos las almendra troceadas por encima de todo el relleno.

Enrollamos la lámina por el lado largo, de manera que nos quede un rulo largo.

Con un cuchillo bien afilado cortamos el rulo por la mitad, dejando una parte superior sin cortar y lo trenzamos. Esta parte es la que nos ayudará a unir la trenza en forma de corona.

IMG_3453.jpg

Cubrimos la corona con un trapo y la dejamos leudar durante una hora aproximadamente.

Calentamos el horno a 190º arriba y abajo. Metemos la corona a media altura durante unos 20-25 minutos aproximadamente.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Mientras preparamos el glaseado:

Mezclar la clara de huevo ligeramente batida con el limón y el azúcar glas tamizado hasta conseguir la textura deseada.

Cuando está completamente frio cubrimos la corona con el glaseado al gusto de cada uno.

Espero que os guste!!!

Kringle corte

Consejos:

Las almendras también podeis tostarlas con una sartén si no queráis encender el horno dos veces.

img_4229

Anuncios