Tulumba

 

17388874_1171529982956094_343091851802726717_o

 

Hola a todos!!

Tulumba es un postre típico de Albania así como de Turquia y Grecia, recuerdan mucho a los churros madrileños solo que en versión mini y con un baño de jarabe. Este es el postre que he presentado este mes para el reto Reposteras por Europa que dirige Isabel del blog Gotas de Azúcar y Vainilla.

IMG_3437

La verdad son muy fáciles de hacer, ya que al igual que los churros, se hace una especie de pasta choux que se mete en una manga pastelera para luego freírlos y bañarlos en almíbar al final. Es muy dulce, pero está muy bueno.

Con estas cantidades me han salido unos 50 tulumbas….no son muy grandes, 2 cm. máximo de longitud, para comer de un solo bocado.

Ingredientes:

Para el almíbar:

1 vaso y medio de azúcar

1 vaso de agua

1 cucharada de zumo de limón (o un poco más si os apetece con más sabor).

Para la pasta:

200gr de harina de repostería

3 huevos

250gr de agua

125gr de leche

35gr de mantequilla derretida

1 cucharada de azúcar

1 cucharada de extracto de vainilla

1 pellizco de sal

1/2 cucharada de vinagre de vino blanco

Aceite de girasol o de oliva suave para freír ( cantidad suficiente para que por lo menos hayan 3 cm de profundidad en la sartén para que no se peguen a la base)

Manga pastelera y boquilla de estrella

IMG_3444

Elaboración:

Lo primero que vamos a hacer es el almíbar:

Para ello incorporamos el agua, azúcar y zumo de limón en un cazo, removemos para que se empape bien el azúcar y no cristalice, y lo dejamos que se vaya haciendo a fuego lento. Una vez el azúcar se haya derretido, subimos el fuego a medio y lo dejamos que se vaya reduciendo unos 10 minutos, o por lo menos que el almíbar haya espesado lo suficiente para que al levantar la cuchara se forme un hilo un poco denso).

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Vamos ahora con la pasta:

Lo primero que haremos será tamizar la harina en un plato o cuenco y tenerla preparada.

En una cazuela o cazo ponemos la mantequilla y la derretimos, con cuidado que no se queme. Una vez líquida añadimos el agua, leche, la cucharada de azúcar y la pizca de sal. Removemos y dejamos que se integre todo a fuego medio, entonces subimos el fuego a alto para que entre en ebullición, siempre sin dejar de remover.

Os recomiendo que utilizáis una cuchara de madera.

Tan pronto como comience a hervir lo retiramos inmediatamente del fuego y añadimos de golpe toda la harina.

Remover bien hasta que se incorpore toda la harina y se quede hecho una bola. Con un minuto suele ser suficiente. A continuación llevamos el cazo otra vez al fuego, esta vez bajo y vamos removiendo la masa con cuidado que no se queme y de esta manera se evapore la humedad sobrante.

Retiramos el cazo del fuego e incorporamos los huevos, la vainilla y el vinagre. Removemos bien hasta que esté todo bien ligado y la masa haya absorbido todos estos líquidos.

A continuación la parte más fácil….

Metemos la masa en la manga pastelera con la boquilla de estrella, calentamos el aceite y cuando esté caliente vamos haciendo los tulumba. Os recomiendo que utilizáis unas tijeras de cocina par ir cortando la masa.

Tened cuidado de no quemarlos, se hacen en seguida. Tienen que estar dorados. Una vez hechos, se dejan sobre un papel absorbente de cocina para recoger el aceite sobrante. Después se pasan a otro plato y se empapan en el almíbar….tened cuidado que son un vicio!!!!

 

Consejos:

He utilizado una boquilla 1M de wilton.

Tened cuidado con la temperatura del aceite al freír, lo mejor es calentarlo y luego bajarlo a fuego medio.

Si quereis duplicar las cantidades podéis hacerlo, excepto el azúcar y vainilla, que serían la misma cantidad y los huevos, que en vez de 3 serían 4, . El resto todo por duplicado.

 

 

img_4229