Tarta Tatin

Tarta Tatin….¿a quien no le suena este nombre? Mundialmente conocida, esta tarta francesa que, según cuenta la leyenda, ya que hay varias versiones de la misma, la hicieron por error las hermanas Tatin en el hotel familiar y que posteriormente el dueño del Restaurante Maxim’s en Paris la hizo famosa.

Es una tarta muy fácil de hacer, lo único a tener en cuenta es el tipo de manzana que vamos a usar. Lo recomendable es usar Reineta o Fuji. Las Golden también van bien, pero hay que tener cuidado al hornear porque se deshacen con más facilidad.

IMG_1499

He utilizado la receta que preparó Evelyne Ramelet en Cocina Francesa del programa de Canal Cocina, solo que le he añadido un poco más de azúcar y menos zumo de naranja.

También he usado una lámina de hojaldre comprada, de esta manera la elaboración resulta sencillísima….no hay excusas para no prepararla en un momento. Vamos con ella!!

 

Ingredientes:

4 manzanas Reineta

120 gr de azúcar

1 naranja de zumo (usaremos solo un poco de zumo)

50 gr de mantequilla

1 lámina de masa de hojaldre

1 huevo para barnizar

Elaboración:

En primer lugar pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las pepitas y las cortamos en cuartos.

En una sartén derretimos la mantequilla con cuidado que no se queme y entonces añadimos el azúcar hasta que caramelice. Bajaremos un poco el fuego una vez coja color…no queremos que se queme.

Cortamos la naranja por la mitad, y en cuanto el caramelo tenga un color dorado le echamos el zumo de naranja. En ese momento el caramelo se cristalizará y con una espátula hay que remover y remover hasta que se deshagan todos los grumos….tardaremos un rato, aviso!!

Lo dejamos reducir a fuego lento.

A continuación echamos el caramelo en el molde de tartas y disponemos los cuartos de manzana con la parte redonda hacia abajo, intentando que quede lo más apretado posible.

Después cubrimos el molde con la masa de hojaldre, recortamos el hojaldre sobrante y doblamos los bordes hacia dentro.

Pinchamos el hojaldre, para que no suba demasiado, con un tenedor y lo pintamos con un poco de huevo para que quede doradito….aunque no se vea, está más bueno.

Precalentamos el horno a 170-180 grados. Horneamos durante 40-45 minutos hasta que el hojaldre esté bien hecho y dorado.

Sacamos del horno y dejamos enfriar unos 10 minutos.

Desmoldamos la tarta sobre el plato  y a servir!!

 

Consejos:

Cuidado al añadir el zumo de naranja en la sartén porque salta y puede quemar. En la receta original el caramelo se hace en el mismo molde de la tarta, pero como sólo tenía una vieja de aluminio un poco abombada no salía bien.

Vigilar la temperatura del horno, os recomiendo que utilicéis uno de los puestos inferiores para que el hojaldre no se queme.

Podemos acompañar esta tarta con un poco de nata montada, helado de vainilla o crema inglesa….está buenísima!!

 

 

Biskuttini Tal-Lewz

Galletas de almendras de Malta…esta es la traducción del nombre de los Biskuttini. Son unas pastas de almendra perfectas para tomar a media tarde con un té o café. Esta es la receta que presento para el reto Reposteras por Europa que dirige Isabel del blog “Gotas de Azúcar y Vainilla” y este mes ha tocado Malta, país con una gran influencia árabe en su gastronomía y se aprecia especialmente en la repostería al utilizar mucha almendra, miel y pistachos.

Es una receta sorprendentemente fácil de hacer y dado que sigo sin cocina y esta obra de casa va para laaaargo……no me queda más remedio que estar un tiempo haciendo cosas muy simples y fáciles de hornear !!! Son 15 minutos de preparación y 15 de horneado, así que no hay excusa para no hacerlo. Vamos con ello.

Ingredientes:

125 gr de almendra molida

65 gr de azúcar

1/2 cucharadita de levadura

1 cucharadita de esencia de vainilla o almendra

2 claras de huevo

1 pizca de sal

almendras enteras naturales

50 gr de azúcar glas (para decorar, es opcional)

 IMG_3385

Elaboración:

Precalentar el horno arriba y abajo a 170º.

Poner un papel vegetal en la bandeja del horno

Mezclar con unas varillas en un bol la almendra molida, el azúcar y la sal.

Montar las claras no muy firmes, y una vez montadas añadir la esencia de vainilla o almendra según el sabor que os guste más. Yo las hice de vainilla porque no tenía de almendra y estaban muy buenas, pero en la receta original pone de almendra, así se potenciará su sabor.

Integrar con una espátula las claras a la mezcla de la almendra en 3 tandas con movimientos envolventes.

Coger 2 cucharaditas y hacer porciones redondeadas colocándolas en la bandeja del horno.

Colocar una almendra en el centro de cada bola. En este punto se pueden también espolvorear con azúcar las para decorar….yo no lo hice.

Hornear durante 15 minutos y queden ligeramente doradas.

Dejar enfriar y a disfrutar!!