Helado de Té Roiboos, chocolate blanco y canela

 

Helado de Te

El té roiboos, como lo echaba de menos, hacía tiempo que no lo tomaba. Es un té que me recuerda a otoño, a esos días fresquitos con olores y sabores dulces como la canela y la calabaza…y será que todavía hace mucho calor y me apetece un poco de frío, que me decidí a hacer un helado con sabores de otoño. La verdad es que tomé un té con estos sabores en una cafetería especializada con mi amigo David y su novia….y me encantó, como os he dicho, me sabía a otoño….y me decidí a hacer la prueba. Y no salió nada mal he de decir. Lo volveré a hacer en otoño, cuando eche de menos el calor…..soy así, que le vamos a hacer!

 

Ingredientes:

225 ml leche

200 ml nata

4 bolsitas de té roiboos

1 rama de canela

3 yemas

125 gr azúcar

100 gr chocolate blanco

 

Elaboración:

Lo primero que haremos será infusionar la leche con  la canela y el té roiboos. Para ello pondremos la leche en un cazo junto con las bolsitas de té y la rama de canela. Lo llevamos a ebullición y lo dejamos hervir a fuego medio unos 2 minutos. Lo dejamos  con las bolsitas y la canela dentro para que siga cogiendo sabor.

Derretimos el chocolate blanco al microondas. A potencia baja, primero un minuto, removemos con una espátula de silicona, y luego a intervalos de 20 o 30 segundo hasta que ya veamos que removiendo se deshace y queda todo sin grumos. Dejamos enfriar un poco.

Ponemos las yemas en un bol grande y las batimos un poco.

Sacamos las bolsitas de té de la leche y la rama de canela y por si acaso la pasamos por un colador para comprobar que no quedan restos de nada.

A continuación vertemos la leche  infusionada sobre las yemas sin parar de remover con las varillas y lo volvemos a poner a fuego medio. Seguimos removiendo sin dejar que hierva ( no debe llegar a los 80º) unos minutos para que se haga bien.

Retiramos del fuego y le añadimos el chocolate blanco. Removemos bien hasta ver que está todo integrado. Lo pasamos a un bol y lo dejamos enfriando.

Montamos la nata medio firme y la  añadimos a la masa con movimientos envolventes.

Tapamos el vol con papel film pegado a la mezcla para que no se haga costra y lo dejamos en la nevera unas 2-3 horas.

A continuación lo pasamos a la heladera y lo dejamos funcionando unos 30 minutos o hasta que veamos que ya tiene una consistencia cremosa.

thumb_img_2414_1024

Lo pasamos a un tupper y al congelador. Y a disfrutar!!

 

Consejos:

Recordad que se puede hacer también sin heladera, lo único que la nata tiene que estar montada bien firme y que al sacar la mezcla de la nevera, la pasamos directamente a un tupper y al congelador. Hay que sacarla cada 30 minutos y remover con unas varillas durante las 2 primeras horas (4 veces por lo menos).

 

thumb_img_2435_1024

 

Anuncios

2 comentarios en “Helado de Té Roiboos, chocolate blanco y canela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s