Madeleines con agua de Azahar

Estas madeleines con agua de azahar son unos bizcochitos perfectos para tomar con el café. La receta es del blog de Loleta  y salen buenísimos. Ni qué decir que ella es una auténtica maestra y yo solo una aficionadilla, aun así tengo que decir que son muy fáciles de hacer y están de vicio….no puedes comer solo una!! Lo único a tener en cuenta es que necesitas un molde especial para madeleines.

madeleines-con-agua-de-azahar

Ingredientes:

120 gr harina

1 cucharadita de levadura en polvo

pizca de sal

2 huevos a temperatura ambiente

120 gr de azúcar

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

2 cucharaditas de agua de azahar

120 gr de mantequilla a temperatura ambiente

mantequilla para engrasar el molde

azúcar glas para espolvorear el molde y las madeleines

madeleines-finales

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 200º.

Engrasar el molde de madeleines con la mantequilla. Mi molde es de 12 madeleines y son tamaño mini….así que salen un montón. Tendréis que volver a engrasar en cada tanda antes de meter en el horno, sino se os pegarán al molde.

En un bol, tamizar la harina, levadura y una pizca de sal.

En otro bol, el de la batidora por ejemplo, batir los huevos con el azúcar, agua de azahar y vainilla a velocidad media hasta que se haya integrado todo. Luego subir la velocidad a alta y batir hasta que la mezcla haya doblado su volumen, serán unos 10 minutos.

Añadir la harina y mezclar con una espátula. Después agregar la mantequilla y mezclar hasta que esté completamente integrado.

Rellenar los moldes con la ayuda de una cuchara o espátula, solo 3/4 partes del mismo. No los llenéis del todo que se sale la masa.

Hornear de 10 a 12 minutos hasta que estén ligeramente doradas por los bordes. Retirar del horno y desmoldarlas con cuidado. Ponerlas encima de una rejilla para dejar que se enfríen. Para decorarlas, las espolvorearemos con azúcar glas.

Y que aproveche!!

Consejos:

Recordad que hay que engrasar el molde en cada tanda de relleno de masa, sino se os pegarán. Para ello lo mejor es derretir la mantequilla en un cuenco y pintar con una brocha de silicona…es lo más rápido.

Al hornear tener cuidado que no se os quemen. La primera tanda se me quemaron un poco y tuve que bajar la rejilla de nivel.

Para espolvorear el azúcar glas podemos ayudarnos de un colador pequeñito o una bola de filtro de té.

 

 

Anuncios

Crema de zanahoria y Jengibre

Crema de zanahoria y jengibre,  una mezcla buenísima y con ese suave toque a jengibre que le da un sabor especial. Ideal para una cena ligera o un entrante, os va a sorprende su sabor. Si no sois demasiado amantes del jengibre, poned menos cantidad de la que hay en la receta para probar. Os la recomiendo!!

crema-de-zanahoria-y-jengibre-1

Esta receta está basada en la que tiene Loleta Bernabé en su blog,  gran cocinera y que tiene toda mi admiración, se la vi publicada y me encantó…y casualidades de la vida, al poco tiempo fuimos a comer a un restaurante  y tenían la crema en la carta, así que la probé y me enamoró.

Receta para 2 personas

Ingredientes:

500gr de zanahoria

1/2 cebolla

1 cucharadita de jengibre fresco cortado muy pequeño

1/3  litro de caldo de pollo (sobrará, pero por si acaso)

3 cucharadas de yogur (griego o normal )

1 patata pequeña

sal y pimienta

Elaboración:

Pelar, lavar y trocear las zanahorias

Pelar , lavar y cortar la patata en trozos no muy grandes

Picar las cebollas y ponerlas a sofreír a fuego bajito en una olla.

Pelar el jengibre y cortar en trozos pequeños.

Cuando la cebolla esté blanda, añadir el jengibre y saltear todo junto un par de minutos. A continuación agregar las zanahorias y la patata, dejar salteando hasta que estén pochadas, unos 5 minutos.

Mientras calentar el caldo de pollo.

Una vez estén blandas las verduras, agregar el caldo justo hasta que cubra todo y subir el fuego hasta que coja hervor.

Añadir sal y pimienta al gusto.

Una vez empieza a hervir bajar a fuego medio y dejarlo cocer hasta que las patatas y zanahorias estén blandas y se rompan con un tenedor .

Entonces batir con la batidora vigilando que no quede ningún grumo.

Rectificar de sal si fuera necesario.

Añadir las cucharadas de yogur y remover bien, dejar que se mezcle todo a fuego medio-bajo un minuto y retirar.

Servir y decorar con un poco de pimienta molida o lo que más os apetezca.

Consejos:

Si quereis congelar la crema os recomiendo que no pongáis la patata, no congela bien. Queda igual de buena sin ella, solo que quedará un poco más liquida.

crema-de-zanahoria-y-jengibre-2

 

Vínarterta ( Postre Islandés)

Este es un postre hecho para el reto “Reposteras por Europa” y este mes ha tocado Islandia….nada más y nada menos. Después de andar huroneando por internet como una loca ….me decidí a hacer este postre.

Realmente no es un postré típico de allí, sino que es más bien una versión de un shortbread que han hecho suyo y ya lo tienen adoptado.

De hecho el nombre es: Vínartertashortbread and prune jam layer cake…traduciendo, se trata de una galleta de mantequilla típica escocesa, que se caracteriza por no llevar levadura, 1 parte de azúcar blanco, 2 de mantequilla y 3 de harina de avena. Sólo que los islandeses han decidido hacer su propia versión añadiendo levadura y  cardamomo con canela. La presentan en capas rellenando con una mermelada de ciruela especiada y por encima un glaseado de café. La verdad, no tenía ninguna confianza en esta tarta….y me sorprendió, está buenísima!!!

Es una versión que utilizan para la tarta del día de Navidad.

thumb_img_2481_1024

 

Ingredientes:

415 gr de ciruelas verdes peladas y sin semilla

350 gr azúcar (150 gr para la mermelada y 200 para la masa)

440 gr harina …y un poco más

2 huevos

1 cucharada de canela en polvo

1/2 cucharadita de clavo molido

1 cucharadita de levadura en polvo o polvo de hornear

1 cucharada de cardamomo molido

una pizca de sal

200 gr leche

190 gr agua

225 gr mantequilla a temperatura ambiente

242 gr de azúcar glass o en polvo

125 gr de café líquido.

 

Elaboración:

Lo primero que vamos a preparar es la mermelada de ciruelas. Para ello ponemos en un cazo las ciruelas, los 150 gr de azúcar, el agua,  la canela y el clavo. Lo llevamos a hervir y lo dejamos hirviendo unos 20 minutos, hasta que veamos que las ciruelas se han cocido y deshecho y se ha formado una especie de jarabe. Dejarlo enfriar y luego pasarlo por la batidora para hacer un puré. Si os gusta con tropezones, no hagais este paso.

En un bol grande mezclamos la harina, levadura, sal y cardamomo.

En el bol de la batidora batimos un poco la mantequilla, añadimos el azúcar y lo batimos hasta que esté cremoso.

Agregamos los huevos uno a uno, integrando bien el huevo antes de añadir el siguiente.

Con la batidora al mínimo añadir los ingredientes secos en 3 partes, intercalando con la leche….es decir, ponemos una 1/3 parte de la mezcla de harina, batimos, añadimos la mitad de la leche, batimos, vuelta a la harina, batimos, la leche terminándola esta vez, y por último el resto de la harina. Queda una masa bastante blandita, así que la tendréis que envolver en papel film y dejarla enfriar en la nevera por lo menos 1hora.

Sacar la masa de la nevera y extender con el rodillo. Os recomiendo que lo hagas sin quitar el papel film, una vez hayas conseguido un rectángulo uniforme y finito. Lo enfriaís otra vez 15 minutos.

Precalentar el horno a 180º.

Sacais la masa de la nevera y lo cortais en 6 cuadrados iguales….o lo más parejo posible.

Hornear hasta que estén dorados…serán unos 20-25 minutos.

Sacar a una rejilla y dejar enfriar.

Mientras haremos el glaseado, para ello mezclaremos el azúcar glass y el café en un bol hasta que esté completamente integrado. Si os gusta más espeso añadir más azúcar glass, y si por el contrario lo preferís líquido, pues agregar más café.

Emplatado:

Una vez fria la masa, se coloca por capas. Primero una base de galleta, luego mermelada y otra vez galleta. Yo sólo hice 3 capas porque me quedaron bastante gruesas y si no iba a ser un mazacote, pero me salieron 6 cuadrados.

Por último añadir el glaseado de café por encima y dejar enfriar para que se solidifique este último.

La receta original viene cortado en redondo, pero me pareció más fácil hacerlo en cuadrado para así poder recortar los trozos y que fueran parejos.

Espero que os guste, está buenísima, sorprende la mezcla de sabores, os la recomiendo!!thumb_img_2482_1024

Reposteras por Europa

 

 

 

Crema de Calabacín

 

Una buena crema de calabacin para comer o cenar  en un día como hoy que parece que ya empieza a refrescar sienta la mar de bien. Es una comida sana y la podeis hacer más o menos ligera en función de lo que os apetezca.

thumb_IMG_2255_1024

Ingredientes:

3 calabacines grandes o 4 medianos

1 cebolla

1 puerro

1/2 paquete de guisantes (congelados o de lata)

2 patatas (opcionales)

caldo de pollo o agua

leche evaporada o nata para cocinar

queso rallado

una pizca de sal y pimienta

Elaboración:

Pelamos la cebolla y la cortamos en trozos medianos que luego resulten fáciles de triturar.

Lavamos los calabacines y los cortamos  en cubitos o trozos medianos.

Cortamos el puerro por la mitad, lo lavamos y los cortamos en trozos.

Si le vamos a añadir patatas, las pelamos, lavamos y cortamos en trozos medianos, parecidos al tamaño del calabacín.

Añadimos los guisantes y…

Lo metemos todo en una olla y lo cubrimos con agua o caldo de pollo….que porqué caldo de pollo, pues porque en casa les gusta más….le da más sabor, sinó se quejan de que sabe a hiebas…en fin!! Y lo ponemos a hervir,le añadimos la sal y la pimienta y lo dejamos cociendo hasta que esté todo bien hecho.

thumb_IMG_2140_1024

Y después no queda más que pasarlo por la batidora y añadir la nata, leche evaporada y queso ( si le quereis poner). Dejarlo que hierva un poco más a fuego medio y rectificar la sal si fuera necesario.

thumb_IMG_2141_1024

Y a disfrutar de esta crema tan fácil y estupenda!!

Consejos:

Con esta cantidad sale una olla bastante grande, si quereis congelar os recomiendo que NO utiliceis patata, al descongelarla queda un poco grumosa.

Decorar con un poco de queso rallado

 

 

Helado de Té Roiboos, chocolate blanco y canela

 

Helado de Te

El té roiboos, como lo echaba de menos, hacía tiempo que no lo tomaba. Es un té que me recuerda a otoño, a esos días fresquitos con olores y sabores dulces como la canela y la calabaza…y será que todavía hace mucho calor y me apetece un poco de frío, que me decidí a hacer un helado con sabores de otoño. La verdad es que tomé un té con estos sabores en una cafetería especializada con mi amigo David y su novia….y me encantó, como os he dicho, me sabía a otoño….y me decidí a hacer la prueba. Y no salió nada mal he de decir. Lo volveré a hacer en otoño, cuando eche de menos el calor…..soy así, que le vamos a hacer!

 

Ingredientes:

225 ml leche

200 ml nata

4 bolsitas de té roiboos

1 rama de canela

3 yemas

125 gr azúcar

100 gr chocolate blanco

 

Elaboración:

Lo primero que haremos será infusionar la leche con  la canela y el té roiboos. Para ello pondremos la leche en un cazo junto con las bolsitas de té y la rama de canela. Lo llevamos a ebullición y lo dejamos hervir a fuego medio unos 2 minutos. Lo dejamos  con las bolsitas y la canela dentro para que siga cogiendo sabor.

Derretimos el chocolate blanco al microondas. A potencia baja, primero un minuto, removemos con una espátula de silicona, y luego a intervalos de 20 o 30 segundo hasta que ya veamos que removiendo se deshace y queda todo sin grumos. Dejamos enfriar un poco.

Ponemos las yemas en un bol grande y las batimos un poco.

Sacamos las bolsitas de té de la leche y la rama de canela y por si acaso la pasamos por un colador para comprobar que no quedan restos de nada.

A continuación vertemos la leche  infusionada sobre las yemas sin parar de remover con las varillas y lo volvemos a poner a fuego medio. Seguimos removiendo sin dejar que hierva ( no debe llegar a los 80º) unos minutos para que se haga bien.

Retiramos del fuego y le añadimos el chocolate blanco. Removemos bien hasta ver que está todo integrado. Lo pasamos a un bol y lo dejamos enfriando.

Montamos la nata medio firme y la  añadimos a la masa con movimientos envolventes.

Tapamos el vol con papel film pegado a la mezcla para que no se haga costra y lo dejamos en la nevera unas 2-3 horas.

A continuación lo pasamos a la heladera y lo dejamos funcionando unos 30 minutos o hasta que veamos que ya tiene una consistencia cremosa.

thumb_img_2414_1024

Lo pasamos a un tupper y al congelador. Y a disfrutar!!

 

Consejos:

Recordad que se puede hacer también sin heladera, lo único que la nata tiene que estar montada bien firme y que al sacar la mezcla de la nevera, la pasamos directamente a un tupper y al congelador. Hay que sacarla cada 30 minutos y remover con unas varillas durante las 2 primeras horas (4 veces por lo menos).

 

thumb_img_2435_1024